1. Profesionales que quieran adentrarse en la aplicación de la regulación de protección de datos para aplicarlo en su propia empresa o enriquecer sus conocimientos y CV, dada la importancia que tiene en todos los sectores.

2. Responsables de áreas  y contenidos digitales.

3. Empresarios, profesionales liberales, trabajadores por cuenta ajena, estudiantes de cualquier ámbito.

4. Empresas que quieran formar a sus trabajadores en la aplicación de protección de datos en un sector concreto para evitar posibles sanciones.